Linkedin es el motor de búsqueda más importante de profesionales de la red. En el artículo de hoy te contamos cómo aprovechar al máximo esta herramienta para encontrar trabajo.

Actualmente, la red social profesional de Linkedin tiene más de 300 millones de usuarios en todo el mundo. Sólo en España hay más de 6 millones de usuarios, según datos propios de la empresa, con presencia especial en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.

La importancia de las redes

En este sentido, según la 16ª Encuesta de Navegantes en la Red, publicada por la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) y publicada en febrero de 2014, Linkedin ya sería la cuarta red social más utilizada por los españoles, detrás de Facebook, Twitter y Google+.

Para aquellos que buscan empleo, tener una presencia efectiva en Linkedin puede ser muy útil en la ampliación de su red de contactos. En esta guía te damos las claves para aprovechar al máximo esta herramienta.

1. ¿Cuenta gratis o pagada? Esta es la primera pregunta que debes hacerte al abrir o actualizar tu perfil de Linkedin. Aunque las características de un perfil gratuito son bastante extensas, los perfiles de pago te permiten tener funcionalidades adicionales, como conocer la identidad de todas las personas que han visto tu perfil, enviar un mensaje directo a cualquier persona, incluso si no forma parte de tu red de contactos. De igual manera, permite que tu perfil este abierto para que cualquier persona pueda consultarlo y pueda ponerse en contacto contigo.

2. Cuidado con la foto. Es muy importante elegir cuidadosamente la foto de perfil que vas a utilizar. Debes evitar utilizar imágenes en contextos lúdicos y festivos o fragmentos recortados de otras fotografías. Idealmente, deberías utilizar una fotografía de buena calidad con un fondo en colores suaves, donde lleves vestimenta adecuada y una pose formal que refleje tu profesionalidad. Ten en cuenta que es tu carta de presentación frente a un reclutador potencial, y nunca hay una segunda oportunidad para crear una primera impresión.