¿Qué herramientas para trabajar desde casa?

– Intercambio de archivos: utilizar formatos estándar. Guarde los archivos en PDF, formato universal legible por cualquier ordenador, no siempre es el caso de los documentos en .doc.

– Copia de seguridad de datos: elegir los sistemas de copia de seguridad externos. Las copias de seguridad deben ser diaria, es imprescindible. La solución más económica: la llave USB. Pero tenga cuidado de no perderlo. Prefiero unidades externas como los discos duros que pueden soportar más Gigas y son más difíciles de perder.

– Seguridad y autenticación: permite crear varias direcciones de correo electrónico. Mediante la creación de varias direcciones de correo electrónico gratuito – en Laposte.net, gmail.com… – se puede separar el trabajo y la vida privada y utilizar este correo electrónico gratuito como una copia de seguridad de sus archivos mediante el envío como archivo adjunto a esta dirección conocida sólo por usted y accesible desde cualquier ordenador.

El trabajo colaborativo: pensar en software en línea. Muchas plataformas de software o de Internet permiten compartir documentos independientes y trabajan en todos juntos al mismo tiempo. Estas soluciones se les paga. Tenga en cuenta que Google ofrece un programa de este tipo (documento de Google y la hoja de cálculo), de forma gratuita.

El consejo de los expertos: si hacen llamadas por Internet, equiparse con un casco (30 a 120 euros). Esto evita efectos de eco y parásitos.

No descuidar la actualización. Un sistema actualizado mantiene un equipo en pleno funcionamiento, limitar la intrusión, evitar errores … Los mensajes de alerta integrados en su máquina le informan regularmente de cambios a realizar. Aprender a hacerlo por sí solo, no es muy complicado.

No es fácil estar a la vanguardia de la tecnología cuando se vive y trabaja en un pequeño estudio de 25 m2 en el corazón de París! Sin embargo, esto es lo que logró Stéphane Régnier, creadora de las Industrias únicas, que fabrica y distribuye “la Strida”, una bicicleta innovadora. “Para mí, cada cuadrado centímetro cuenta.” Ni fax, sin auricular del teléfono fijo o de oficina grande! Sólo el mínimo indispensable.